Una realidad Kafkiana: despertar encerradx en casa

FacebooktwitterFacebooktwitter

El 3 de Julio de 1883 nacía el escritor praguense autor de reconocidas obras como: El proceso, El castillo y La metamorfosis. ¿Qué implica revisar la obra de un escritor considerado visionario en este contexto?

Por Irupé Escobar

Nacido en el seno de una familia atormentada por la fatalidad, Franz Kafka es considerado hoy una de las figuras emblemáticas del siglo XX, su obra va desde relatos breves a novelas, correspondencias y diarios. La metamorfosis (Die Verwandlung) escrito en alemán (y no en yiddish) fue publicado en 1915. Texto ineludible del autor checo, en él se narra la historia de Gregorio Samsa, un joven que una mañana despierta convertido en un monstruoso insecto.

“Tengo que dejar escrito un cuento que se me ocurrió en la cama, en esa desolación, y que me aflige íntimamente” escribió Kafka a Felice Bauer, su prometida, en una carta en 1912.

Dentro del relato, la forma de relacionarse entre los miembros de la familia cambia ante este absurdo hecho. ¿Cómo se habita lo doméstico-familiar cuando la realidad se ve totalmente alterada? Gregorio ya no puede trabajar para mantener a su familia y comienzan a suceder hechos que el mismo escritor llama, en otra carta, repugnantes: “Y ves, estas cosas proceden del mismo corazón en cuyo seno vives y que toleras como hogar”.

El aislamiento que se produce en lo hogareño no significa que se esté libre de peligro. El Señor Samsa, padre de Gregorio es, en este caso, la figura autoritaria que amenaza la existencia del personaje.  

¿Qué función cumple la maquinaria institucional cuando se debe prescindir de un empleo? Cuestiona la falta de rendimiento logrando que Gregorio se siente aún más incomprendido. Kafka escribe durante uno de los momentos claves de la civilización industrial y burocrática, de orden social y laboral del llamado capitalismo. La historia culmina con la muerte de Gregorio y un sentimiento de liberación por parte de toda la familia. Un cuerpo que no rinde en un sistema capitalista es un cuerpo que no sirve, que se desecha.

Sería interesante debatir sobre la transformación de la realidad que se desarrolla durante una pandemia. El índice de desocupación subió hasta, según fuentes oficiales, un 10,4% en el primer trimestre de 2020. ¿El llamado hogar sigue siendo el mismo cuando quien mantiene económicamente a una familia ya no puede hacerlo?

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, según el Observatorio de Femicidios en Argentina «Adriana Marisel Zambrano», hasta el 3 de junio ocurrieron 57 femicidios, de los cuales el 71% fueron asesinadas en sus viviendas.

Pregunta Kafka, en otra carta escrita en 1915, a un amigo: ¿qué me dice usted de las terribles cosas que están acaeciendo en nuestra casa?

Fuentes:

Escritos sobre el arte de escribir

La metamorfosis

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Top